Entrada destacada

Blog de Cómics cambia de dirección

Blog de Cómics evoluciona. Apunta la nueva dirección Hace 8 años comenzó la andadura de Blog de Cómics, Después de compartir una gran c...

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Creepy presenta: Alex Toth (Reseña)


Creepy presenta: Alex Toth

Alex Toth. La colección definitiva de la obra del artista en Creepy y Eerie. Esto es lo que reza el subtitulo de este tomo y no deja lugar a dudas. Nos encontramos ante una selección de las mejores historias que de este dibujante aparecieron en la revista. Pese a lo poco atractiva que pueda parecer la portada (a otros les parecerá atrayente, en cambio) en el interior del libro podemos encontrar, distribuidas entre sus páginas, algunas clases magistrales sobre cómo dibujar cómics.

Conocido por los aficionados, Alex Toth no es un nombre que suene al lector ocasional. Y es que habiendo trabajado en algunos títulos muy conocidos como Batman, Superman o X-Men, además de ser el creador de la serie de dibujos animados Space Ghost, era lo que se dice un culo de mal asiento. Sin embargo, lo que es innegable es que dominaba todos los estilos del cómic y los usaba a su antojo, adaptándolos según lo que el guión le pedía.

Creepy presenta: Alex Toth


Así, en este tomo, aunque todas las historias son en blanco y negro, tenemos estilos más clásicos y reconocibles dentro de una revista de terror, con un dibujo más sucio, más potente, pero también tenemos lo que podría considerarse línea clara, o historias donde se olvida de los grises y juega más con el blanco y el negro, tratando de sacarle todo el jugo a la combinación. Lo mismo que hace con la narración, buscando siempre algo diferente, algo con lo que sorprender, algo con lo que, probablemente, no aburrirse, pero que es oro a los ojos del lector.

Creepy presenta: Alex Toth


Con respecto a los guionistas, tenemos nombres clásicos de las dos revistas y algunos que destacan como son Archie Goodwin (autor de la mayoría de las historias) y Roger McKenzie. El tono de las historias es muy variado, terror más o menos clásico, con circos, prestidigitadores, asesinos en serie, vampiros o visitantes del más allá.

En definitiva, una lectura entretenida, y un festín visual.