sábado, 13 de febrero de 2016

El sueño de Rosa, de Piñata (Reseña)



El sueño de Rosa” es el primer tebeo largo de Piñata. y su cuarto álbum. Los dos primeros fueron editados por TMEO, y el siguiente, “Caspa en los sobacos” al igual que este último, publicado por Rat Inkdustries. Y a pesar de que es su cuarta monografía, los tebeos de Piñata acostumbran a quedar fuera del circuito de reseñas y ámbitos culturales con pretensiones. Como dice su editora “no se hizo la hiel para la boca del manso”. Y así es, los tebeos de Piñata amargan en los paladares melindrosos.

Perteneciente a la cantera del TMEO, Piñata trabaja un humor salvaje de trazo contundente, escatología, endogamia y una sexualidad antimasturbatoria que no busca el deleite erótico de sus lectores, sino más bien agitar, chocar, estremecer, asquear y como extraña consecuencia ante tamaña brutalidad, hacer reir.
“El Sueño de Rosa” va bastante más allá. El formato largo permite acompañar a lo desagradable de un argumento que engancha e incomoda a partes iguales. Adivinación y fenómenos paranormales en un entorno degradado y amoral. Como un capítulo de “The Twilight Zone” pero infinitamente más inquietante. El feísmo, el subyacente ambiente disfuncional y la depravación moral tan habituales de los tebeos de Piñata, en este caso contribuyen al guión, elevando la tensión y el malrrollismo a otra dimensión el relato fantástico para adultos convencional. Y al igual que en aquellos viejos episodios de “La dimesión desconocida”, la resolución de la trama te deja el culo encogido, confirmando aquél dicho de que no hay situación mala que no pueda empeorar.

Aquellos que se queden en la espuma de los orines, de las heces flotantes que les impiden ver el fondo se perderán un tebeo maravilloso que hará las delicias del lector capaz de procesar lo abrupto y repulsivo como parte indispensable de esta historia.


Fdo. Silvia Autsaider