Entrada destacada

Blog de Cómics cambia de dirección

Blog de Cómics evoluciona. Apunta la nueva dirección Hace 8 años comenzó la andadura de Blog de Cómics, Después de compartir una gran c...

martes, 2 de junio de 2015

Los tebeos del Tío Creespy: María cumple 20 años

“UN SENTIDO DEL HUMOR ESPECIAL”
Por Borja Crespo



maría cumple 20 años


María y yo”, álbum pergeñado por el inefable Gallardo, una clara demostración impresa de que un artista puede evolucionar sin dejar de apostar por el compromiso, siendo fiel a sí mismo, supuso, junto a “Arrugas” de Paco Roca, un importante espaldarazo al cómic autóctono, mejor tratado en los grandes medios desde su irrupción fulgurante en nuestro panorama editorial. 

Un tipo de historieta, calificada como social por la prensa escrita no especializada y algunos telediarios, abrió una importante brecha por la que se coló la famosa y discutida etiqueta “novela gráfica”. La presencia de las viñetas en medios de comunicación, que hasta entonces hacían caso omiso a obras con indudable calado cultural, descubrió a muchos nuevos lectores las virtudes del arte secuencial y sus múltiples posibilidades. La frase “para adultos” se asoció con fuerza por primera vez en tiempo a los tebeos y, mal que les pese a algunos, se abrieron las puertas de nuevas superficies de venta. El cacareado formato –incluso su precio- permite a día de hoy que el cómic se regale más que nunca, ampliándose su abanico de público. Cierto es que las ventas no son lo que nos gustaría, más allá de un puñado de títulos, pero algo es algo en un momento en el cual la saturación extrema del mercado ahoga cada mes un sinnúmero de novedades que no encuentran su sitio.




Los méritos de “María y yo” van, por tanto, más allá de la propia obra, al margen de que los aficionados a la historieta ya nos conociésemos el cuento de la novela gráfica hace lustros (y no de oídas precisamente). Ocho años más tarde de la salida al mercado del premiado álbum del dibujante de Makoki, el mismo que vestía y calzaba el mejor underground en los tiempos de “El Víbora”, Astiberri repite con el autor catalán, apoyando editorialmente una segunda entrega que mantiene el nivel de su predecesora. 



Firmado también por María, ya que es la inspiración absoluta del texto y también aparecen dibujos de su cosecha, “María cumple 20 años” goza de una frescura ejemplar, ofreciendo al lector la posibilidad de conocer a una persona excepcional, con “un sentido del humor especial”, y maravilloso, como señala su propio ancestro, un Gallardo más suelto que nunca –al que se le nota el buen oficio de ilustrador- que se deja llevar por la expresividad de su trazo, enfatizando su amor por el ejercicio de dibujar, una actividad que, desgraciadamente, la gran mayoría de los seres humanos abandonan a temprana edad. Garabatos empapados de emotividad desgranan el peculiar comportamiento de María, una chica que vive la vida a su manera, rompiendo nuestras absurdas reglas. Tinta negra y tinta azul se fusionan sobre la hoja en blanco en una propuesta que puede entenderse a medio camino entre un diario, un cuaderno de bocetos y un tebeo. 

maria gallardo


A todo ello, el que quiera y guste, puede llamarle novela gráfica, término siempre bienvenido si sirve para que, más allá del mundo del cómic, se preste merecida atención a un producto personal, sensible, necesario e imprescindible. 

No hay comentarios: