Entrada destacada

Blog de Cómics cambia de dirección

Blog de Cómics evoluciona. Apunta la nueva dirección Hace 8 años comenzó la andadura de Blog de Cómics, Después de compartir una gran c...

lunes, 8 de abril de 2013

A Madrid Comics

Texto que escribí con motivo del 30 aniversario de Madrid Comics y que apareció originalmente en su blog 


madrid comics logo

Madrid Comics y yo


El otro día discutía con Ángel Rodriguez sobre por qué sentía yo un amor tan irracional por Madrid Cómics, un amor que va más allá de la lógica, que sale del corazón y que hace que defienda esta tienda por encima de todas las cosas. Quizás escribiendo este texto encuentre la solución.

En el 2012 Madrid Comics cumple 30 años, todo un logro en los tiempos que corren y un hecho que me hace sentirme muy orgulloso pues yo formé parte de esta historia. Pero vayamos por partes.

Madrid Comics fue la primera tienda de comics que visité en mi vida, no recuerdo la fecha exacta pero todavía estaba en los famosos Sótanos de Gran Vía, y ese hecho me impactó de sobremanera. Perdonadme que no recuerde mucho, pero mi mala memoria es harto conocida. Recuerdo seguro que fui con mi madre, y es muy probable que comprara algún comic de Conan. Hasta entonces, mis compras de tebeos se habían realizado en kioscos, y desde luego, aunque eran un gran devorador de tebeos, todavía no había tomado conciencia de todo lo que esto conllevaba, no coleccionaba y casi no sabía qué eran los autores.

Tuvo que pasar cierto tiempo para que volviera a una tienda de comics, ahora sí que tengo las fechas más claras, debía ser por el año 1991. La gente me había hablado de un par de calles por el centro de Madrid, alrededor de la calle Silva, donde se encontraban un montón de tiendas de comics. Con un compañero que estudiaba conmigo decidimos pasarnos por aquella zona, y allí estaba Madrid Comics, la nueva, en la calle Silva 17. Había otras y por supuesto que las recorrimos todas encantados.

Poco a poco la ruta de los comics, como mucho conocen a esa zona, se fue haciendo más habitual, y no sé de qué forma, yo me fui encariñando con Madrid Comics, con sus empleados, sus dueños, y sobre todo el material, que prácticamente no existía en otras tiendas. Y es que mis gustos ya se iban abriendo, explorando otros mundos, más alternativos y sólo en Madrid Comics podías encontrar esto. Otro motivo era su amor por el COMIC, en general. No digo que en otras tiendas algunos dueños o empleados no lo sintieran, pero allí era genuino, y no había barreras en cuanto a los géneros. Por otra parte, yo ya empecé a hacer fanzines, primero "Mierda pa tu cerebro" y luego "Cabezabajo" y Madrid Comics la tienda que más cancha me daba.

Pasaron varios años y poco a poco fui dejando de ir a otras tiendas para comprar solo en Madrid Comics, ellos me trataban bien y a mí me gustaba corresponderles con mi fidelidad. Por fin, en el 2002 más o menos empecé a colaborar con ellos metiendo datos para la creación de su web. De ahí pasé a trabajar como dependiente y en un par de años más o menos me convertí en gerente o encargado. Todo un sueño, que disfruté aunque no estaba pasando por un buen momento personal y quizás pudiera haberlo hecho mejor si hubiera estado más relajado. El caso es que durante esa época Madrid Comics realizó toda una serie de cambios que la dejaron como está ahora. Reformas muy importantes, modernización de algunos métodos de trabajo, visitar la Comicon de San Diego, celebrar el 25 aniversario trayéndonos a Shag a Madrid, ser su anfitrión, aprender un millón de cosas, de comics y de la vida, de Eloy sobre todo… Y por si esto fuera poco, recientemente presenté un comic allí, en Madrid Comics, de modo que era como si se cerrara un circulo. Cliente, trabajador, autor firmando un comic…

Ricardo Mena en Madrid Comics

El año pasado el Salón del Comic de Barcelona otorgó a Madrid Comics el Premio a la Mejor Librería, merecido desde luego.

No sé si después de escribir este texto he respondido a mi pregunta existencial, ¿Por qué ese amor desmesurado por Madrid Comics? No lo sé; porque llevan 30 años ahí, porque aman los tebeos, por su calidad humana…. Cuando era pequeño, mi sueño era montar una tienda de comics, hace unos años descubrí que no quería montar una tienda de comics, porque ya existía la mejor, y esa era Madrid Comics.

Gracias por esos 30 años.

P.D. Todavía hoy sueño (de forma literal) con volver a trabajar allí ¿Qué me pasa Doctor?

No hay comentarios: