Entrada destacada

Blog de Cómics cambia de dirección

Blog de Cómics evoluciona. Apunta la nueva dirección Hace 8 años comenzó la andadura de Blog de Cómics, Después de compartir una gran c...

jueves, 25 de octubre de 2012

Reseña: Pudridero


Lo primero que tengo que decir de Pudridero es que es un cómic muy loco. Lo cual no debería resultar especialmente raro teniendo en cuenta que es obra de Johnny Ryan, autor de algunos de los cómics más bestias que se han publicado en los últimos tiempos en EEUU pero que en España no consigue asentarse.



Para remediar esto, Fulgencio Pimentel y Entrecomics Comics han decidido aliarse y co-editar Pudridero, un espectacular tomo que recopila los números 1 y 2 de Prison Pit.

Pudridero quizás sea la obra más ambiciosa de Ryan. No significa que sea la mejor, pero si que se ve que tiene intención de abordar otros temas, y de dar su punto de vista (parodiando) sobre un género concreto (pelis de prisiones, cine apocalíptico, Ci-Fi), aparte de la idea de darle una continuidad y convertirlo en una obra larga.



En este tebeo el argumento es lo de menos, y por eso se resume muy fácilmente, Carantigua es un tipo con pinta de ser muy chungo, y es lanzado a lo que podría ser considerado una prisión a través de un agujero. En este nuevo mundo, deberá sobrevivir enfrentándose a todo tipo de seres, cada cual más loco, aberrante y violento que el anterior. La imaginación de Ryan aquí no tiene límites, y el desarrollo se asemeja por momentos al de un vídeo juego, ya que todo consiste en Carantigua encontrándose a un nuevo malo y dándose de hostias con él. Claro que estamos hablando de Johnny Ryan, y el nivel de violencia y escatología son supremos: brazos amputados  extrañas mutaciones, fluidos por todos lados, violaciones que producen puertas dimensionales, personajes que obtienen su poder gracias a rodearse de un baño de su propio semen.. En fin.

Pudridero es una excelente obra de humor, una muestra más de lo que es capaz de hacer su autor. Gráficamente estamos hablando de un blanco y negro puro, y una estructura muy formal, basándose casi siempre en 4 viñetas por página. Ryan no es un tío demasiado dotado para el dibujo, pero aquí no parece importarle y es más, casi se enorgullece de ello, claro que lo que si domina es el lenguaje del medio, y utiliza algunos recursos verdaderamente interesantes.

Si quieres diversión, violencia gratuita, y un poco de humor absurdo, sin más, disfruta de Pudridero.

Por cierto, atentos al concurso de versiones de Carantigua que se montaron los chicos de Entrecomics. Espectacular. 

No hay comentarios: