Entrada destacada

Blog de Cómics cambia de dirección

Blog de Cómics evoluciona. Apunta la nueva dirección Hace 8 años comenzó la andadura de Blog de Cómics, Después de compartir una gran c...

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Mi columna: Homenaje a las tiendas de cómics (y análisis de los cierres)





Últimamente las noticias de cierres de tiendas de cómics suenan demasiado a menudo. A mí me da mucha pena y quería escribir este texto para rendir un pequeño homenaje a estos templos que han colmado de felicidad a todos aquellos que amamos los tebeos, y de paso, tratar de explicar un poco la actual situación.

Cuando yo era joven, niño, los comics los compraba en los kioscos, me los regalaban o incluso en el estanco del pueblo de mis padres.
El día que descubrí una tienda de comics, como os podñeis imaginar, fue algo maravilloso, un descubrimiento único. Tenía claro que aquello era el paraiso y que volvería muchas veces. Aquella primera tienda fue Madrid Comics, cuando todavía se situaba en Los Sotanos de Gran Vía, y acudí con mi madre. 






Pasó mucho tiempo hata que volví a ir, esta vez ya de adolescente y por mis propios medios, fue entonces cuando desubrí todas las tiendas que se agolpaban en el centro de Madrid en menos de 3 calles. Empezando por Madrid Comics que se había trasladado a la calle Silva y todas las que había alrededor (Luna, Estrella). Inicialmente, me hacía la ronda por todas las tiendas. Un sábado por la mañana o por la tarde, quedabas con algún amigo y te recorrías todas esas tiendas en busca de novedades o de números atrasados.

Pero pronto empecé a visitar sólo una, porque tenía todo el material que a mí me interesaba y porque empecé a llevarme bastante bien con los miembros de dicha tienda. Dicha tienda era Madrid Comics y los que me conocéis un poco sabéis que mi historia ha estado ligada a esta tienda incluso profesionalmente, pero no os preocupéis, tengo pensado dedicarle un post entero, teniendo en cuenta además que este año ha sido premiada en el Salón del Cómic de Barcelona y que el año que viene cumplen 30 años.

Pero centremonos en el problema, el cierre de las tiendas de comics, propiciado, en la mayoría de los casos por esta crisis galopante que nos acecha, y que hace que la gente no tenga tanto dinero para gastarse en los comics como tenía habitualmente. Pero, ¿Son estas las únicas razones?
Desde mi punto de vista, no, y voy a explicar por qué a riesgo de llevarme algún palo por lo que voy a exponer.


Empecemos directamente mirando a las tiendas. Siempre se ha dicho que son reductos cerrados, creados exclusivamente para fanáticos de los cómics y nada acogedores para compradores habituales. En muchos casos es cierto, y las tiendas tienen que plantearse abrirse más, innovar, atraer a nuevos lectores, ser más accesibles e incluso aprovechar las redes sociales para darse a conocer.


Otra de las causas tiene que ver directamente con en descenso de las ventas de cómics, ya sea por la piratería o por la aparición de los cómics digitales. Habrá que ver como pueden las tiendas aprovechar ese nicho o si directamente ese negocio no pasa por ellos.


Se sabe desde hace tiempo que el número de lectores en España no crece, son unos pocos los que compran mucho, y las políticas agresivas de las editoriales de sacar gran cantidad de títulos al mes hace imposible que dicho lector pueda comprarse todo lo que le interese, teniendo que seleccionar. Además, cada vez las ediciones son más caras, muchas veces sin razón aparente. ¿Son necesarias tantas ediciones Deluxe, en tapa dura? ¿Se puede abaratar el cómic y hacerlo más popular?


Los grandes almacenes, o las librerías generales y su apuesta por los cómics, o la Novela gráfica también están haciendo polvo a las pequeñas tiendas. Ellos no tienen la culpa, están en su derecho de vender lo que quieran, el problema es cuando ofrecen descuentos continuados, y las editoriales y distribuidoras pierden el culo por estar allí presentes. Lo que también sería licito si no fuera porque con sus nuevas políticas están dejando de lado a las tiendas especializadas, esas que llevan dándoles de comer más de 30 años, esas que vendían sus tebeos cuando no existían los grandes almacenes culturales.
Sobre este tema se podría escribir mucho, pero la pregunta es clara, ¿Es necesario perjudicar a muchos para agradar a pocos? ¿Por qué empeorar tu distribución y relación con los pequeños comercios en favor de las grandes superficies cuando lo más lógico sería sumar ambos puntos de venta? Una reflexión dirigida a editoriales y distribuidoras.


Aquí me quedo, lo dicho, es una pena que tantas tiendas de cómics cierren. En algunos casos está en sus manos, ya sea modernizándose o abriéndose, en otras dependerá de que las editoriales y distribuidora no se olviden de ellas.
Sea como sea, espero de corazón que sobrevivan a esta crisis, y que estas Navidades todo el mundo regale cómics, preferiblemente comprados en tiendas especializadas (Listado de Librerias especializadas de la distribuidora SD)


#regalahistorietas

P.D. me gustaría leer vuestra opinión en los comentarios.


P.D. 2. En este post he tratado de ser todo lo neutral que he podido y no tengo nada en contra de editoriales, distribuidoras o grandes almacenes, pero si contra las políticas que puedan influir en el cierre de pequeñas tiendas.

9 comentarios:

chikito dijo...

Sencillametne pienso que el planteamiento no es erroneo, el problema de que las tiendas especificas cierren, tienen varios motivos, pero principalmente es que el nicho de lectores de comics es bastante estanco y en paulatina disminución, viven de una clientelela fija que más o memos compra en función de su poder adquisitivo que ahora con la crisis habrá menguado, además los margenes son pequeños. Si ha esto añadimos que las editoriales con sus productos hacen que el coste de un cómic de grapa cueste de medua 400ptas, que es 3 veces lo que costaba en mi epoca, hace que tampoc ayude a aumentar las ventas y si añadimos los grandes almacenes pues la supervivencias de estos entrañables establecimientos esta en peligro. Como arreglarlo? obviamente debería de intentar promocionarse y las redes sociales es un buen vehiculo y además no excesivamente caro, con un trato profesional y a medida que fidelice al lector, y como medida para conseguir un buen trato por parte de distribuidoras y editoriales uniendose o asociandose para ser más fuertes y poder presionar con mejores condiciones, ya que así podrán sacar musculo ya que sería más puntos de venta.
Gracias y buen post

http://xonxoworld.blogspot.com/

Ricardo Mena dijo...

Hoola
muchas gracias por tus comentarios.

JRSolera dijo...

Creo que la consideración del cómic como objeto de alta cultura es una puta mierda, hablando en plata. Es un producto de consumo industrial, mass media puro y duro, y como tal debe ser accesible y muy barato a cualquiera. A qué viene eso de entomar sagas y ponerles tapa dura como si fuera la Divina Comedia, joder. Es verdad que compramos tebeos siempre los mismos, y el público no crece, y claro, los bolsillos se resienten gracias a esta moda de leer-tebeos-es-guay-sí-hombre-yo-también-soy-un-tipo-cool-pero-preparado-para-las-necesidades-intelectuales-serias, lo que hace que te claven cuarenta pavos por un tomo mal encuadernado traducido por aficionadetes.
Imagino que como esto seguirá así, las tiendas de cómics deberán reciclarse, añadiendo cada vez más merchandising: ropa, muñecos, juegos y videojuegos, películas y demás parafernalia.
Por esto, las tiendas pequeñas no pueden competir con las grandes superficies.
Creo que debería existir un examen o algo para permitir leer tebeos y cosas relacionadas con ellos. El que lo pase, pues se le permite leerlos, ver películas, escribir sobre ellos, y demás. Y el que no lo pase, que se vaya al Bernabeu que allí hay muchos como él que no necesitan leer. Buenos días.

JRSolera dijo...

Y sí, Rich, la de horas felices que hemos pasado haciendo esas rutas y entre esas cuatro paredes, y la de aventuras que hemos pasado juntos. Ahora ya no hay tanta aventura, pero el placer de hablar sobre tebeos y compartir lecturas, permanece. Eso siempre.

Jano dijo...

Las librerías deberían hacer algún tipo de campaña para concienciar al cliente,hacerle ver las "ventajas" de estos establecimientos frente a las grandes superficies. Comprar tebeos en un sitio u otro no es lo mismo, cualquiera con dos dedos de frente se puede dar cuenta de esto.
No me gustan las ediciones "deluxe", llevan al elitismo. El libro tiene que ser barato y accesible para la mayoría.
A las librerías no les veo nada que rascar con el libro digital, a no ser que empiecen a vender teléfonos.

Anónimo dijo...

Llevo 40 años leyendo comics y empecé en Kiosko hasta que surgió la librería Totem, y desde el primer momento han sido las librerías especializadas en su conjunto un reducto para iniciados refractarios a los demás, en muy pocas se puede mantener otro tipo de relación y a esas, cada uno la que sea, es a las que uno vuelve.
El problema es de editores distribuidores y comerciantes, TODOS los comerciantes, y de los lectores que menguamos en número.

Ricardo Mena dijo...

Gracias por vuestras respuestas, veo que hay opiniones para todos los gustos y se puede generar un buen debate...

Miguel dijo...

Muchas tiendas especializadas deberían hacer examen de conciencia porque se limitan a acomular novedades sin más y no se molestan practicamente ni en saludar al comprador, aunque sea habitual. Por otra parte, muchas veces controlan de merchandasing, roll etc, pero de comic ni saben, ni se molestan demasiado. Son como pequeños guetos estilo la de los Simpson para especímenes extraños. Esta es mi experiencia en una ciudad pequeña que no citaré, por lo que tampoco sirve de referencia universal; y desde luego no tengo ningún problema en comprar comic en una librería generalista porque creo que es ahí donde pueden extenderse. Saludos y feliz año.
Interesante debate

Anónimo dijo...

El digital también ha hecho daño, ahora puedes leer cualquier comic en pdf o cbr y ya no te dan gato por liebre.
El comic en papel es más coleccionismo que lectura como antaño.

El comic, como noveno arte, necesita estar en la educación: su promoción debe empezar en los pequeños para que cojan el hábito y no descuidar a los adultos.

Saludos.