Entrada destacada

Blog de Cómics cambia de dirección

Blog de Cómics evoluciona. Apunta la nueva dirección Hace 8 años comenzó la andadura de Blog de Cómics, Después de compartir una gran c...

viernes, 21 de enero de 2011

Reseña: Demo


Jóvenes con poderes, con habilidades, con problemas... 12 historias de estos chavales que tendrán que enfrentarse a su destino, a lo que los hace diferentes.

Este tomo recopila los 12 comic books que conforman el total de la obra, y están escritos por Brian Wood, guionista que recientemente está alcanzando gran reconocimiento debido a series como DMZ o Northlanders.

Hay gente que dice que DEMO sería el equivalente de La Patrulla X en el comic alternativo, es decir, jovenes con "poderes" en un mundo que no los comprende. Vamos, adolescentes inadaptados con problemas.
Yo no me atrevería a llegar a tanto, pues creo que esta obra tiene entidad suficiente por si misma.

Son 12 historias que no tienen ninguna relación entre ellas salvo el hecho de estar protagonizadas por estos jovenes. Son todo historias de situaciones límite, siempre con un halo de tristeza, quizás como metafora de lo complicada que es la adolescencia, sobre todo si no eres como los demás.

Algunas de estas historias nos llegarán más, otras son más irónicas o cómicas, pero todas tienen su punto.
También es importante el dibujo de Becky Cloonan, en un blanco y negro lleno de manchas, de sombras, que hace que la vida de estos chicos sea todavía más peligrosa.

3 comentarios:

Fran G. Lara dijo...

A mí me decepcionó bastante. La crítica se deshizo en elogios, pero las historias sobre la vida cotidiana una juventud marginal a mí me pillan un poco de costado. Tal vez a los jovenzuelos que se las dan de rebeldes les diviertan estas historias sobre caracteres extremos, frustrados, reprimidos, llenos de resentimiento y de ira, que no quieren nada ni se dirigen a ninguna parte, pero a mí me dan cien patadas. Incluso aquellos capítulos que apuntan algo diferente, y por lo tanto con algún asomo de interés, son los que tienen un remate más deslavazado. Además, la estética y el estilo de dibujo a lo manga tampoco me seduce lo más mínimo, por muy de moda que esté ahora.

Quizá todo su éxito se base en que Wood se atrevió a apartarse de la temática superheróica que venía cultivando hasta el momento. Pero en realidad Demo es un comic de tipos con superpoderes disfrazado de drama social. Trata de aquello de un gran poder y una gran responsabilidad. De las consecuencias de tener poder en una sociedad adormilada, desestructurada y enferma. Y aunque aparente hacerlo de una manera realista, no es más la fantasía hecha realidad de los ni-ni's con escasas ganas de lograr algo por propio esfuerzo. Pueden soñar con un poder que les ha caído del cielo. Les dice: "Tú también puedes fumar y beber como si tu vida dependiera de ello, ciscarte en tus padres, en la sociedad entera, decir un taco cada tres palabras y caminar por el mundo como si ocultaras una identidad secreta". A mí eso no llega a emocionarme. Me importa un bledo qué haría Yeni la Choni con superpoderes.

Ricardo Mena dijo...

JODO!
Pedazo de comentario crítica.

Te lo agradezco ;-)

Fran G. Lara dijo...

Gracias a ti. En realidad sólo he resumido la reseña que publiqué en su momento.